miércoles, 8 de julio de 2009

super putas

-Mi amor, Ooooohhhh, nunca sentí nada igual, para cuando llegué a sus tetas le toqué la conchita y estaba toda mojada la muy puta. -Ahora puta vas a saber lo que es un hombre de verdad!, le dije al oído y la yegua se excitaba más y más.

Empecé a besarle y lamerme los pezones; la sentía arder de deseos mientras iba aumentado mi excitación sexual y la de ella. Se sorprendió ya que habitualmente su novio no es de mucha franela pero me dijo que le agradaba mucho que lo hiciera. Le separé las piernas y empecé a besarle y lamerme el sexo haciéndole perder la poca cordura que aun tenía. Jamás se la habían chupado antes y se puso como loca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada