miércoles, 8 de julio de 2009

sexo putas

-Amor es demasiado grande no me va a entrar…-Tranquila, que te va a entrar…

Me preguntó si tenía algo de crema o aceite, fui por ella al botiquín, tenía del aceite para bebes, se lo alcancé, el muchacho se untó lo dedos y me los hundió en mi conchita, luego se pasó en su vergota…

Me metió un dedo, luego dos, y comenzó el entra sale, hasta que dejó bien lubricado, tomó su miembro y lentamente me lo fue enterrando centímetro a centímetro, yo gritaba como loca del dolor, él me tapó la boca, mi marido seguía dormido… se detuvo un tiempo y de un solo saque me la clavó hasta la raíz, sentí que me desgarraba toda, lentamente comenzó a embestirme y cada vez yo sentía más placer, me estaba comiendo semejante verga ¡y quería más! que placer sentir su carne caliente en mi conchita…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada