miércoles, 8 de julio de 2009

putas peludas

-Ay, papi no, por el culo no que me va a doler. -Callate puta, le dije y la agarré de los pelos y le metí despacio la pija, gritaba como una desgraciada. -Por favor sácala que no aguanto me duele mucho, Aaaaayyyyyyy, basta me partís en dos hijo de puta, basta por favor.

Ni bola que la di, al contrario se la metí más, con una mano la agarré por la cintura y con la otra le acariciaba el clítoris, al rato empezó a retorcerse como una víbora pidiéndome más y más.

-Dame más papito, rompeme el ojete dame más que acabo, más, más por favor hijo de puta, culeame mi macho, culeame por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada