miércoles, 8 de julio de 2009

colegialas putas

No se como se me ocurrió decirle que se vaya a ese restaurant peruano para que traiga una paella de mariscos, sabía que estaba lejos el restaurant y de igual manera se demoran mucho en preparar.

Bueno amigos imagínense nos quedamos solos ahí, aunque estaba con mi cosita adolorida, tenía ganas de estar de nuevo con él, apenas salió mi esposo corrí a despertarlo a mi vergudo amigo, y bueno para no cansarles mucho esta continuación los hago en la próxima historia que les cuente.

Autora: Elizabeth

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada