miércoles, 8 de julio de 2009

novias putas

Estaba de acuerdo, en seguida le ofrecí oír música, me levanté del sillón y a propósito me agaché para que me mire el bikini, de reojo lo miré para ver como reaccionaba, él tenía la boca bien abierta y se agarró su verga, regresé al puesto, me recibió con una sonrisa diciéndome:

-Es una Sra. muy bonita y el muy descarado agregó, -Y ese trasero tan delicioso que tiene. -Gracias, avancé a decirle…

Me empezaron a temblar las piernas por ese cumplido, sin decirme nada me pegó un tremendo beso, al cual le correspondí sin darle ninguna resistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada