miércoles, 8 de julio de 2009

putas de madrid

-Por favor Dani, mi amor, basta, me decía basta, basta por favor que acabo de nuevo, Aaaaayyyyyyy me muero ayyyyy, yo nunca sentí esto mi macho, Aaaaayyyyyyy, acabo Aaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh.

La yegua seguía acabando como una puta caliente y se dejó caer semi desvanecida sobre la cama. Pero si creía que todo había terminado estaba muy equivocada, puesto que yo todavía no había acabado, así que la di vuelta le puse un almohadón bajo la cintura y le empecé a chupar el culito, se puso como loca y me pedía que por favor parara por que no daba más de gozo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada