miércoles, 8 de julio de 2009

putas asiaticas

-Dani, que hermoso lo que me haces papito, el cornudo de mi novio nunca me hizo algo así, me enloqueces papito, seguí, seguí mi macho, por favor dame más, me decía la muy puta.

Mi lengua la recorría por toda su conchita frotándome en su clítoris que lo tenia erecto y palpitante para después meterme en su vagina y revolveme allí adentro, la putita estaba enloquecida y estaba totalmente fuera de control.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada