miércoles, 8 de julio de 2009

putas tetonas

Sentí que sus huevos topaban mi trasero, me llené de felicidad de tenerlo todo dentro de mí, esa vergota empezó a menearse muy suave…

Me chupaba las tetas mientras me cogía y yo feliz de la vida, era estar flotando en el aire sintiendo el mayor placer que jamás experimenté, le bañe su cosota como tres veces y él seguía con su faena, se me nubló la vista de tanto placer, noté como palpitaba su pija en mi cueva, de pronto siento como una metralla, me llenó la concha de toda su leche caliente…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada