miércoles, 8 de julio de 2009

putas en valencia

Les puedo asegurar que me hice todos los ratones que se puedan imaginar, como yo soy abogado y tengo mi despacho en mi pueblo, y me había quedado sin secretaria, Noelia me preguntó si hasta que ella empezara a estudiar no podía trabajar conmigo y de paso aprendía algo de la profesión que ella iba a estudiar, y mi esposa encantada, que mejor que su hermana trabajara conmigo.-

Así es como empezamos a estar casi todo el día juntos y les puedo decir que para mi era un martirio tener esa beldad todo el día conmigo y no poder decirle nada ya que se podía enojar y decirle todo a mi mujer, o sea su hermana; pero con el transcurrir del tiempo empecé a notar que ella en varias oportunidades se me quedaba mirando cuando pensaba que yo no lo advertía y yo pensaba ésta hija de puta si no fuera mi cuñada le pegaría una apretada, pero me contenía, ella siempre estaba pendiente de mi, si quería un café, y no perdía oportunidad de limpiarme alguna pelusa imaginaria del traje, acomodarme la camisa, la corbata etc., y yo que me mordía por dentro.- Hasta que un día llegó a la oficina y le digo si no tenía inconveniente en acompañarme hasta la ciudad de Rosario, Pcia. de Santa Fe; distante a unos 100 Km. de nuestro pueblo, ya que tenía dos audiencias y mientras yo asistía a las mismas ella iba a dejar documentación a uno colegas; me dijo que no había problemas.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada